En honor a este mes precioso de febrero, mes del amor, quiero hablar sobre finanzas en pareja, sabemos que es un tema algo delicado, que, si no lo llevamos de la mejor manera, puede traernos muchísimos dolores de cabeza y frustraciones, no es en vano que las estadísticas dicen que al rededor del 50% de los divorcios son a causa de problemas financieros.

Como resultado, quedan muchas familias rotas a causa de desconocimiento o falta de algunos de los puntos que mencionaré más abajo.

El próximo mes, estaré cumpliendo 6 años de casada, todos los que están casados, no me dejarán mentir que el matrimonio no es nada fácil, está lleno de altas y bajas, pero el amor prevalece y es hermoso.

Por lo que quiero compartirles en base a mi propia experiencia, algunos consejos que les pudieran ayudar; dirigidos a  todas aquellas parejas que no quieren que sus finanzas se les vuelva una contrariedad en su vida y en su relación.

 #1. Transparencia.

Ser transparente en todo dentro de una relación es esencial, encierra el tema de la confianza y el respeto por la otra persona. Pero hablando de las finanzas en particular, es recomendable que la pareja sepa cuánto puede aportar cada uno en el hogar, en todo sentido, en sus ingresos, en sus gastos, hablando de una forma general. Incluso es bueno hablar del tema durante el noviazgo, previo a casarse.

Creo que es la base para hacer planificación de vida, si uno no conoce cómo está la situación financiera en tu propio hogar ¿Qué realmente conoces? ¿Cómo puedes planificar a futuro? Puede ser algo tan sencillo como planificar unas vacaciones, ¿Cómo se van a programar para ahorrar para esas vacaciones, si no son transparentes con las finanzas de cada uno?

¿Con qué motivo esconderías tus ingresos o gastos de tu pareja? No es saludable para la relación en ningún sentido.

 #2. Comunicación.

De por sí, la comunicación encierra una parte importante para cualquier relación de pareja, sin embargo, traigo la comunicación dentro de estas recomendaciones porque es sustancial conversar y hablar de cosas que no nos gusta, de repente vez que tu pareja gasta en cosas innecesarias para tu concepto, o acerca de planes que queramos para el futuro, ¿A qué edad y cómo visualizas tu retiro? por ejemplo.

En consecuencia, no tengamos miedo de comunicar cualquier cosa referente a nuestras finanzas. Puede ser que hayas cometido algún error financiero, del cual ni siquiera le has dicho a tu pareja o jamás le pediste su opinión del tema antes de tomar la decisión, entonces puede que ahora te encuentres en una situación incómoda, y no sabes ni cómo decírselo. ¡Díselo! No tienes por qué sentir temor, es importante que se converse, entre los dos pueden llegar a una solución.

Por ejemplo, he tenido experiencias trabajando en alguno de mis programas de coaching en donde por ejemplo la esposa, quiere cambiar su situación financiera pero no sabe cómo decirle al esposo que necesitan buscar ayuda para mejorar, porque teme a su reacción o a su rechazo.

Por lo que, el poder ser libres para hablar lo que queramos con nuestra pareja es importante, aún más si son temas que nos tienen bajo estrés y preocupación. El matrimonio debe ser tu refugio es algo que debemos buscar y anhelar siempre.

#3. Trabajar en Equipo.

Las finanzas en pareja debe ser un trabajo en equipo. Cuando dos personas se casan, dice la palabra de Dios, que se unen en una sola carne, no entiendo porque piensan que unirse en una sola carne, excluye a sus finanzas.

¡Las finanzas también se unen! Empiezan a trabajar en equipo para metas en común, o metas individuales que el otro apoya.

Es sumamente importante que la pareja esté en la misma sintonía cuando se decide poner en marcha un plan para salir de sus deudas, por ejemplo. Nuevamente, si las finanzas no andan bien, puede traer muchos problemas a la relación, estrés y desequilibrio a toda la familia.

El tema financiero debe ser totalmente transparente en el matrimonio y tratarse en conjunto. Créanme no hay nada más romántico que formar equipo y lograr metas juntos. ¿Se imaginan como puede mejorar su calidad de vida si no tuvieran que pagar deudas? Pasar por situaciones y logros así fortalecen a la pareja.

Les recomendaría comenzar por sentarse a desarrollar un presupuesto juntos para visualizar y darle propósito a cada centavo que entra al hogar, este es el punto de partida para unas finanzas sanas.

Puedes descargar una guía gratuita con 5 pasos para crear su presupuesto

#4. Compromiso.

Cuando nos comprometemos con metas financieras es transcendental que ambos en la pareja se sientan comprometidos con los objetivos y sacrificios que tendrán que hacer para alcanzarlos.

Les ayudará a tener esa motivación cuando quieran flaquear en la carrera, porque en finanzas es una cuestión de consistencia en el tiempo, algunos resultados podrán verlos de inmediato, y otros, los verán a mediano o largo plazo, como, por ejemplo, el pagar todas sus deudas, o ahorrar para su retiro.

Espero que estos consejos te sirvan hoy o en un futuro, me encantaría conocer tu opinión en este tema, alguna experiencia, lo que quieras comentar.

¡Un abrazo y que viva el amor!

Sophia

Coach y Mentora de Finanzas

 

 

Pin It on Pinterest