19 febrero, 2021

9 pasos decisivos para lograr la libertad financiera más rápido. Guía completa

Por: Coach Financiera, Sophia Rodriguez

Libertad financiera: ¿Suena demasiado incoherente para tu estilo de vida actual? ¿Suena fácil? ¿Suena difícil pero alcanzable?

Cualquiera que sea tu caso, es una realidad para muchos.

Te soy muy sincera, yo actualmente aún no alcanzo mi libertad financiera, pero sí estoy muy cerca de alcanzarla. Entre una mezcla de reducción de deudas y aumento de los ingresos, la meta está a la vuelta de la esquina. 

Y si yo, que soy ser humano común y corriente con las mismas oportunidades que tu puedes tener, puede hacerlo, créeme que tú también puedes hacerlo, nada te lo impide. 

En este episodio, aprenderás la importancia de vivir en tus términos y consejos para ser financieramente libre, ¡incluidas las estrategias que están funcionando para mí!

¿Qué es la libertad financiera?

Alcanzar la «libertad financiera» se trata de tomar posesión de tus finanzas. Los gastos, las ganancias y todo lo demás.

Ser financieramente libre es poder vivir en tus propios términos, tener un ingreso estable, tener una cantidad sustancial de dinero en efectivo para emergencias, no tener que cargar con una deuda que te chupa el alma, etc…

También se trata de tener hábitos favorables hacia el dinero, que los desarrollas a lo largo del camino para llegar a ser libre financieramente.

Puedes dar algunos pasos por pura motivación, pero es el hábito lo que te mantendrá enfocado en tus metas.

Esto es algo que te mereces extremadamente…Ok, ¿estás listo para saber los 9 pasos que te asegurarán el dulce sabor de la libertad financiera?

La #1. Tienes que saber cuál es tu situación a partir de ahora.

No puedes pensar en mejorar tu vida a menos que sepas dónde te encuentras y te des cuenta de que quieres crecer desde ese punto.

Si bien esto puede parecer una forma insignificante o incluso, des motivante cuando estamos comenzando las cosas, es mejor conocer tu realidad que descartarla. Este es un paso amargo, pero valioso para ir en la dirección correcta.

En mi caso, conocer cómo estábamos en ese momento, fue demasiado valioso para identificar dónde estaban los problemas y a partir de allí crear un plan para empezar a re direccionar nuestras finanzas.

Otra ventaja de conocer de dónde partes es poder también medir tu progreso…

Si eres de los que tiene una gran cantidad de dinero ahorrado y no tienes deudas, ¡Buenísimo! 100 de 100 para ti. 

Pero si no tienes casi nada de ahorros en los cuales descansar y además tienes una montaña de deudas, tampoco quiero que te hagas el mártir y te eches a morir.. No se trata de eso, se trata de que tomes la decisión de que a partir de este momento decidas mirar hacia adelante y no mirar más hacia atrás. 

¿Me sigues?

Justo le hacía la pregunta a una pareja de esposos mientras hacíamos una asesoría, estábamos armando su plan de pago de deudas y creación de fondo de emergencia, y le pregunté a ambos: “díganme, ahora que saben lo que saben, y que están trabajando para salir de sus deudas, ¿volverían a caer en deudas nuevamente?”

Y su respuesta fue un gran NO, porque ya su mentalidad respecto al valor que tiene su dinero había cambiado por completo. Saben que si quieren gastar el dinero en cosas que realmente les hace feliz y disfrutan, tienen que dejar de gastar en cosas que no aportan valor a sus vidas y deben ser más intencionales con el dinero. 

Ahora, saca un lápiz y papel, y haz una lista de todas las deudas, por ejemplo: préstamos de tarjetas de crédito, préstamos para autos, efectivo de emergencia, tus ingresos, ese dinero que debes a tus amigos, ¡todo!

Ahora suma todo: El dinero que ganes, el dinero que tengas en tu bolsillo o en tu cuenta bancaria se considerará positivo, el dinero que está saliendo (facturas, deuda, hipoteca, etc.) se considerará negativo.

¿Qué obtuviste?

¿Obtuviste un número pequeño pero positivo? ¿Obtuviste un número negativo grande? ¿O una gran cantidad positiva? ¡Podría ser cualquier cosa!

Ahora que sabes cuál es tu posición, ¡Que comiencen los juegos del hambre! Jajaja…

No mentira, comencemos el viaje hacia tu libertad financiera.

#2. Establece tus metas.

Ahora que tienes tu punto de partida, ¡necesitas algo que te marque el camino a seguir! ¡Algo que te motive todos los días a seguir presionando!

¿Qué es ese «algo»? ¡Una meta! 

Por ejemplo: 

¿Quieres eliminar tus deudas para siempre? ¿Quieres comprar la casa de tus sueños? ¿Quieres dejar tu trabajo de 8 a 5? ¿Tienes unas vacaciones de ensueño en tu mente? ¿Quieres finalmente iniciar ese negocio? ¿O quieres jubilarte antes?

Lo que nos ha servido para mantenernos enfocados en lograr nuestra libertad financiera, es nuestro ¿Por qué? Nuestras metas están atadas a un propósito emocional. 

Estábamos cansados de trabajar para pagar deudas, y no ver nada que diga que estamos construyendo una seguridad económica, que está valiendo la pena todo nuestro esfuerzo y trabajo. Queríamos poder sentirnos seguros económicamente, libres de gastar en los que nos gusta y nos trae alegría, sin tener que pensar en que no vaya alcanzar el dinero. 

¡Y punto, lo tenemos muy claro!

Y para mí en lo personal, es poder trabajar en las cosas que me gustan, poder viajar a donde quiera, poder tomarme un día libre cuando quiera, trabajar en mis propios términos, poder trabajar sin sentir la presión de hacerlo. 

Fue por este impulso agresivo de libertad de modo de vida lo que hizo que todo sucediera. Y, sinceramente, ¡ha sido eufórico ver cómo ha sucedido todo!

#3. Haz un seguimiento de dónde va realmente tu dinero.

¿Alguna vez te has sentado a pensar en todos los lugares y cosas en las que gastas todo tu dinero? Si aún no lo has hecho, te sugiero que lo hagas.

Imprime tu estado de cuenta bancario del mes pasado, te reto a hacerlo de los últimos 3 meses, y compruébalo por ti mismo. ¿Cuánto gasta en comida, ropa, entretenimiento, todo?

¡Ahora tienes un breve resumen de por qué tienes o no tienes problemas con el dinero!

¡Todo comienza con pequeños gastos aquí y allá, y * puf * en poco tiempo se convierte en un problema de gasto!

Haz clic aquí para descargar totalmente gratis, mi plantilla de presupuesto, que te permitirá saber cuánto dinero estás gastando mensualmente, en qué categorías has gastado en exceso, cuánto excediste de tu presupuesto establecido, cuánto dinero hay en total de tus cuentas y cuánta deuda tienes.

#4. Gasta menos en cosas que no aportan valor a tu vida o que no tienen importancia para ti.

En 1958, Warren Buffett compró una casa de cinco habitaciones por $ 31,500 y no se ha mudado desde entonces.

¿Su patrimonio neto? Nada más ni nada menos que $ 90,3 mil millones.

Por supuesto, puede pagar una casa más grande y cara. Pero su frugalidad podría ser la razón por la que es una de las personas más ricas del planeta.

Kanye West, por otro lado, no tiene miedo de mostrar su dinero. Vive en una mansión de 20 millones de dólares. Y en un momento dado, tenía una deuda de 53 millones de dólares a su nombre. Y decidió pedirle a Mark Zuckerberg mil millones de dólares en Twitter en el 2016.

Hay muchas personas en Instagram mostrando sus exóticas fotos de vacaciones, nuevos coches de lujo, pero en realidad están luchando con el dinero, por otro lado, personas como Warren Buffet, Mark Zukerberg, o Bill Gates no tienen interés en lucirse.

Zukerberg generalmente usa la misma camiseta y jeans la mayor parte del tiempo, ¡Sin Gucci, Louis Vuitton o Versace a la vista!

Los que son realmente ricos no dejan que sus ingresos controlen sus gastos. Su frugalidad podría ser la razón por la que no perderán su «estatus de multimillonario» en el corto plazo.

¿Cuál es el punto aquí?

Al gastar menos en cosas inútiles, dos cosas funcionan a su favor.

Uno, tendrás más control sobre la forma en que gastas. Dos, aprenderás que en realidad necesita muchas menos cosas para sobrevivir, lo que lo ayuda a ahorrar más dinero.

#5. Paga la deuda lo antes posible.

Te sorprendería saber lo rápido y sin tanto esfuerzo económico que te puede tomar eliminar las deudas de tu vida.

En el episodio #30 te cuento cómo hemos eliminado más del 90% de nuestras deudas de consumo y el método que usamos para pagar deudas rápidamente. Escucha el episodio completo aquí

Siempre que haya múltiples deudas involucradas, el método de la bola de nieve es el camino a seguir. Aquí, cancelas una deuda a la vez.

Una vez que adoptes la mentalidad de reducir tu deuda, se creará un efecto dominó y, literalmente, podrás presenciar cómo se paga tu deuda con mayor facilidad y rapidez.

A veces nos abruma la idea de pagar nuestra deuda, incluso nos aterra. Pero tomar las medidas financieras correctas garantizará el pago de la deuda de la manera más barata, rápida y sencilla posible.

Solo piensa en todo el dinero que librarás de tu presupuesto que antes se iban a pagar deudas todos los meses, y la paz enorme que sentirás de no tener que lidiar con esa carga más en tu vida.

#6. Ahorra el dinero excedente.

Uno de los principales defectos de nuestros sistemas educativos es que no le enseñan las cosas que REALMENTE nos ayudarán a dirigir nuestras vidas. La educación financiera es uno de ellos.

Aquí hay algo de verdad: ¡La mayoría de la gente no tiene idea de qué hacer con su dinero!

Además, no es habitual tener un excedente de dinero sobre la mesa. ¡Simplemente sentado ahí, sin hacer nada!

¡Ahora! La pregunta obvia en este escenario es: «¿Qué vas a hacer con el dinero extra?»

  • ¿Planeas gastarlo en algo que has querido durante tanto tiempo? 
  • ¿Vas a planificar finalmente ese viaje a las Maldivas?
  • ¿Estás pagando tu deuda con él?
  • ¿O estás más enfocado en usarlo para ganar más dinero? Y si es así, ¿cómo?

Independientemente de las intenciones que generalmente establecemos al principio, todos inspirados para tomar mejores decisiones, lamentablemente lo que pasa es que, ¡la mayoría termina gastando esa cantidad en comprar cosas tontas e irrelevantes! 

Si lo primero que se te viene a la mente es ahorrar, aún sigue siendo una buena idea guardarlo, en lugar de gastarlo en cualquier cosa.

Esta opción es la mejor para las personas que no quieren entrar en ningún tipo de negocio o tienen miedo de invertir.

¡Te entiendo perfectamente!

Pero la forma cómo ahorras el dinero también marca una gran diferencia. ¿Qué quiero decir con esto?

Como mencioné anteriormente, ¡simplemente mantener tu dinero en una caja fuerte secreta en tu casa no te llevará a ninguna parte!

Para asegurarte de que tu dinero extra se ahorre y vaya a hacer algo para tu beneficio a largo plazo, abre una nueva cuenta de inversión en un producto que utilice la magia del interés compuesto, que sea seguro, confiable, que tenga trayectoria, y que te de excelentes rendimientos, entre el 7 a 11% anual a largo plazo. ¿Cómo sé identificar un producto como este? 

Aquí tienes dos opciones:

La primera es inscribirte en alguna de las próximas fechas de mi webinar de inversiones, este webinar lo doy personalmente en vivo a un grupo limitado de personas por fecha. Para inscribirte al próximo webinar HAZ CLIC AQUÍ.

O el segundo, que me contactes para agendar una reunión personalizada si esto es algo que ya estás listo de querer empezar, pero quieres saber más información. Para programar una sesión personalizada de inversiones HAZ CLIC AQUÍ

Existen productos de inversión en donde puedes empezar a invertir desde $150 usd al mes utilizando una gestión pasiva, en donde yo como inversionista ahorro un monto mensual y el producto que viene siendo el gestor de fondos invierte de manera diversificada el aporte que estoy ahorrando. 

El monto a aportar depende de las metas que tenga el cliente. 

Esto es algo que ha existido desde el siglo XVII, es algo que es muy normal en Europa y Estados Unidos, pero que tanto desconocimiento hay aún en Latinoamérica.  

#7. Evita la inflación del estilo de vida

¿Qué es la inflación del estilo de vida? En lenguaje sencillo, cuánto más gana, más gasta, a menudo sin pensar en ello.

Esto es muy común para aquellos que no tienen una buena relación con el dinero o aquellos que recientemente obtuvieron un gran aumento en sus ingresos.

Lo que sucede aquí, es que cuando alguien gana $ 5 mil al mes, inmediatamente gasta esos $ 5 mil en comprar cosas y cuando sus ingresos aumentan (digamos $ 20 mil al mes), sus gastos también aumentan (es decir, $ 20 mil), lo que resulta en ningún ahorro independientemente de los ingresos que está generando la persona.

Otro ejemplo es el «gasto influyente» en el que la mayoría de las personas se ven influenciadas por otros y tratan de vivir más allá de sus posibilidades y realidad financiera.

Compran cosas de marca a precios excesivos que no necesitan, autos caros que no pueden pagar, solo para aparentar ante los demás.

Caer en este tipo de trampas te mantienen en carencia, viviendo una burbuja frágil que en cualquier momento puede explotar. 

Entonces, la clave es mantenerte enfocado y seguir siendo intencional con tu dinero, incluso si te pudieses permitir gastarlo todo. 

#8. Invierte en tu futuro.

«La mejor inversión que puedes hacer es en ti mismo, tu yo futuro te lo agradecerá».

Esta es una frase poderosa.

Nunca evites invertir en algo que te beneficiará más adelante en la vida. Ahorra para un fondo de emergencia, invierte en planes de jubilación, adquiere nuevas habilidades o compra cursos que te ayudarán a crecer personal y profesionalmente.

Invierte en cualquier cosa que creas que tiene el potencial de ayudarte más adelante.

Si algo nos ha enseñado el 2020 es que la vida es incierta. Todo puede suceder mañana, por lo que es aconsejable estar preparado para ello.

Si reservas dinero para tiempos de incertidumbre y para tu jubilación, será menos probable que vuelvas al punto de partida: ¡deseando tener libertad financiera!

#9. Sigue hasta alcanzar la victoria.

Si estás en camino de lograr algo que tardará algún tiempo en lograrlo. Necesitarás algo más que motivación. Porque la motivación es lo que te ayuda a empezar. El hábito y el enfoque es lo que te mantiene en marcha.

Lo que quiero decir es que, es fundamental desarrollar hábitos favorables al dinero. Y la única forma de hacerlo es seguir repitiendo los 8 pasos anteriores siempre que sea necesario.

Habrá momentos en los que será más fácil relajarse y tomar un descanso, pero cuando recuerdes por qué comenzaste en primer lugar, ¿cómo cambiará tu vida si realmente te vuelves libre financieramente?

Quizás eso podría hacerte reflexionar sobre cómo estás a punto de realizar ese cambio.

Aquí te va una pastillita difícil de tragar: ¡Lograr la libertad financiera no es fácil! Si fuera fácil, todos lo habrían logrado. Pero los beneficios que brinda, superan todos los sacrificios y trabajos que realizarás a lo largo del tiempo (te hablo desde mi propia experiencia).

¡Y te agradecerás por haber dicho que sí a un cambio de vida!

Espero que te haya gustado el episodio de hoy, te animo a que comiences a tomar acción y a diseñar la vida que deseas. Todo empieza y termina en ti. ¡Tú decides!

¡Tengo muchos consejos para compartirte! Así que no olvides suscribirte al Podcast de Finanzas con Sophia en tu plataforma de podcast favorita. ¡Nos vemos en un próximo episodio!

Si te gustó este podcast te invito a compartirlo y ser multiplicador de educación financiera

Espero que te guste,

Un abrazo,

Sophia Rodriguez

Coach Financiera y Asesora de Inversiones


Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This