A menudo leo que me escriben cosas como:

  • No veo las ganancias todo casi siempre es gastos.
  • ¿Cómo se si mi negocio está siendo rentable o no, si mis gastos son iguales a mis ingresos todos los meses?
  • Mi negocio no está creciendo, estamos estancados.

Si te identificas con alguna de estas afirmaciones sigue leyendo.

Al igual que pasa en nuestras finanzas personales, muchos emprendedores no saben cómo o hacia dónde se va el dinero de su negocio.

Y lastimosamente lo veo ocurrir con demasiada frecuencia. Existen 3 razones principales por lo que esto sucede, y que además son la causa de que más de la mitad de los negocios no sobrevivan más allá de su primer año.

Razón #1. No hicieron un plan de negocios.

Dentro del plan de negocios, entra una parte importantísima que una de mis favoritas y es la planificación financiera. Si no sacas tus números antes de iniciar, ¿Cómo sabes si vas a tener el retorno que esperas tener de tu inversión?

Recuerda que el plan de negocios nos ayuda a tener una idea clara de cómo podría funcionar nuestro negocio, antes de empezar a meterle alma, vida, corazón, tiempo y dinero.

Razón #2. No llevan una buena contabilidad.

Podrías llegar a pensar que llevar un registro de ingresos y egresos de tu negocio no es tan prioritario, pero en el momento de la verdad ¿Cómo sabrás cómo te fue numéricamente hablando en el día, en la quincena, en el mes, o en el año?

Recopilar esta data día a día te ayudará a tomar decisiones con fundamento y te permite entender los ingresos y gastos, cómo generas utilidad, y en sí cómo está la situación financiera del negocio ¡Estos números son tus mejores aliados!

Algunos de los beneficios que tendrás es saber:

  • Exactamente cuánto dinero entró y cuánto salió en un determinado período de tiempo.
  • Dónde físicamente está el dinero, modo de pagos, fechas.
  • Tomar decisiones y pasos a seguir con bases y fundamento.
  • Definir el orden de prioridad de tus actividades.
  • Realizar ajustes de ser necesarios para controlar gastos en los momentos oportunos.
  • Reducir o eliminar gastos innecesarios.

También te podría interesar: 3 ventajas de llevar un registro de tus ingresos y egresos.

Razón #3. Mezclar las finanzas personales con las finanzas de tu negocio.

Es muy común que emprendedores tiendan a no dividir sus finanzas personales con las de su negocio. Este error lo he visto cometer casi el 95% de las veces, si eres de los que utiliza la misma cuenta de ingresos de tu negocio para pagar cuentas personales, ¡Error! No lo sigas haciendo, esto te crea confusión y desorden en tus finanzas que después ni tú mismo entiendes.

Ten las cuentas claras y separadas, este error es de los más comunes, que no nos permite ver en realidad cómo van las cosas, o si nuestro negocio es auto suficiente. Lo que puede llevarte a situaciones de estrés y ansiedad, a deudas demasiados grandes, a comprometerte en una mala situación que te llevará muchos años salir de ella.

Algunas recomendaciones que te podría decir de este punto serían:

  • Dependiendo de tu negocio, evalúa cuantas cuentas necesitas tener para llevar todo más en orden y evitar confusiones.
  • Debes pagarte un salario mensual como dueño/ejecutor de tareas de tu negocio, el cual se trasladará como un gasto desde la cuenta de tu negocio a tu cuenta de ahorros de donde manejas tus finanzas personales.

Te podría interesar: Plantillas y guías las herramientas que utilizo personalmente, y con mis clientes de coaching personalizado para tener un negocio exitoso.

Y tú ¿Sabes a Dónde se va el Dinero de tu Negocio?

De paso quiero invitarte a participar en un sorteo de una sesión one o one de 60 min gratis, para participar deberás:

  1. Dejar tus datos en el formulario de abajo.
  2. Seguir mi cuenta de Instagram @finanzasconsophia.
  3. Mencionar en un Story de Instagram mi cuenta @finanzasconsophia para avisarme que ya estás participando en el sorteo.

El ganador será anunciado a final del mes a través de redes sociales y por correo electrónico ¡Asegúrate de escribir correctamente tu email! ¡Mucha suerte!

Espero que estos consejos te sirvan, me cuentes qué te apareció, y cualquier duda que te quede, no dudes en escribirme.

Nos vemos la próxima semana,

Sophia

Coach de Finanzas

 

Pin It on Pinterest