Siempre he escuchado decir por allí, que emprender es de valientes. Creo que el salir de tu zona de confort de cualquier manera requiere de valentía, pero todo lo que conlleva la acción de emprender, va mucho más allá, no solo requieres ser valiente, también tenemos que meterle mucha perseverancia, planificación y pasión para llevar tu idea a una realidad y que esta perdure en el tiempo.

Para emprender hoy en día, debes saber muchos más de lo que sabías hace 10 o 15 años atrás, tienes que saber de administración, de finanzas, de desarrollo de productos, de marketing, y ahora súmale lo que tenemos que concoer de marketing en redes sociales que es todo un universo. ¿Cierto? Puede llegar a ser algo abrumador y frustrante si no tenemos una buena planificación.

El artículo de hoy, vino inspirado por una llamada que recibí la semana pasada de una periodista española, donde me hacía una entrevista para conocer mi opinión sobre un artículo que ella estaba escribiendo para El Economista de España, el cual lleva el mismo título del Blog que escribo hoy.

Inicialmente tuvimos un capital semilla, que nos ayudó arrancar con nuestro negocio, en el camino del primer año puede que tuvimos que mejorar una cosa por aquí, otra por allá que requirieron meterle un dinero extra, pero ¿Hasta cuándo parar de inyectar esos chorritos de dinero?

5 tips que debes tomar en cuenta para saber cuándo es bueno reinvertir en tu negocio.

Tip #1. Haz un plan financiero del año.

La primera clave de todo es la planificación, cuando planificas tus proyectos del año completo previamente, puedes tener una visualización completa de todo tu año, un plan, un mapa que te dirá los recursos que necesitarás.

Este plan puede contemplar tu presupuesto y proyección de:

  • Ventas.
  • Costos de ventas.
  • Utilidades brutas.
  • Gastos administrativos.
  • Inversiones.
  • Proyectos.
  • Ect.
  • Utilidades netas.

Una vez que haces tu planificación y puedes proyectar financieramente cómo será tu año, te darás cuenta si tu plan será o no rentable como lo tienes planteado, si debes revaluar tus prioridades, ajustar costos y gastos, o simplemente te motivará ver que tu año se proyecta mucho mejor de lo que pensabas.

Este paso idealmente lo recomiendo hacer a inicio de cada año, sin embargo, hay que monitorear los resultados cada mes. Si no lo has hecho aún, ¡hazlo!

Tip #2. Evita tomar decisiones por impulso o emoción.

En los negocios, aunque nos cueste muchas veces, debemos ser más racionales que emocionales. Evita gastar dinero durante el año en cosas que no estaban contempladas en tu planificación anual.

Cabe la excepción que, si amerita realizar un cambio e invertir dinero en otra cosa que no tenías contemplado al inicio, porque sí, tu panorama inicial pudo sufrir algún cambio y pueden presentarse otras oportunidades, ingresa esos nuevos números a tu proyección financiera, y verifica si financieramente tiene sentido la decisión que estás por tomar.

Si continuamente nos la pasamos metiendo dinero, sin un plan o propósito bien definido podríamos terminar el año sin ganancias, con cuentas en rojo, solo por que no supimos en qué invertir y en qué no.

Tip #3. Considera invertir continuamente en tu formación y tu marca.

“El que tiene el conocimiento, tiene el poder” mientras más conozcamos de nuestro negocio, del mercado, de las nuevas tendencias, de lo que quiere nuestro cliente ideal, y de cómo proyectar correctamente nuestra marca, las probabilidades de éxito serán más altas.

Esto lo conseguimos capacitándonos constantemente, aprendiendo cosas nuevas y poniéndolas en práctica por supuesto.

No necesariamente digo que necesitas gastar dinero en ello, porque puedes conseguir mucha información gratuita en línea, pero usualmente lo que aprendes cuando inviertes en un profesional que te enseñe lo que te está haciendo falta para que tu negocio crezca o haga dinero, es muchísimo más rentable, porque es justo lo que necesitas en el momento que lo necesitas, ¡sin rodeos!

Tip #4. Invierte cuando estés listo para crecer.

Cuando nuestro negocio llega al punto que está listo para crecer, es cuando vemos que tenemos las cuentas en positivo, tenemos una excelente organización administrativa como financiera y nos sentimos listo para el reto de crecer.

Vamos a requerir por supuesto invertir para crecer, muchas veces en más personal, más equipo y herramientas para suplir la demanda de servicios, o puede ser la compra de un software que nos ayude a llevar mejor el inventario, cualquiera que sea tu situación antes de tomar cualquier decisión, verifica si los nuevos cambios te traerán los beneficios económicos que esperas y si estarás dispuesto a esperar el que tiempo necesario para tener de vuelta tu inversión.

Tip #5. BONUS – Si quieres saber cuánto te va a costar algo, multiplícalo por 12 o divídelo entre 12.

Cuando estás haciendo tu planificación anual, para visualizar mejor tus costos o incluso tus ventas.

Puedes hacer este pequeño ejercicio, ejemplo:

Salario asistente medio tiempo mensual: $650.00 x 12 = $7,800.00 al año.

Este ejercicio te puedo ayudar a visualizar mejor tus costos, y reevaluar tus decisiones, por ejemplo, podrías pensar que ya no te es funcional para tu negocio tener una asistente de medio tiempo solamente, en el cual gastas $7,800.00 al año, que lo que estás requiriendo es una asistencia de tiempo completo, puedes o hacerle una mejor propuesta al actual para negociar más horas de trabajo porque tu negocio lo requiere para que siga creciendo, o puedes buscar otra persona que represente más producción para el negocio.

Es importante conocer nuestras cuentas, mantener un orden y arriesgar cuando la oportunidad lo permitan. Podemos ser ambiciosos si dejar de ser realistas, así conseguiremos un emprendimiento más competitivo.

Recuerda ser intencional con tus finanzas, si tienes alguna pregunta u opinión sobre este u otro tema, deja tu comentario aquí abajo o escríbeme con toda confianza a info@finanzasconsophia.com

Si crees que este Blog, le puede interesar y ser útil a más personas, te invito a compartirlo en tus redes sociales favoritas. Todos podemos ayudarnos y compartir de lo que conocemos.

Hasta la próxima semana,

Sophia

Coach de Finanzas

Pin It on Pinterest